Inicio Motorsport Dakar Loeb sigue ganando mientras Al-Attiyah observa

Loeb sigue ganando mientras Al-Attiyah observa

El Dakar se ha convertido en un claro juego de estrategia. Mientras el líder Al-Attiyah controla a sus rivales, Loeb aprovecha toda ocasión para sumar triunfos de etapa en su palmarés y recortar distancias.

Loeb tiene varios objetivos en mente para esta parte final de la prueba y por el momento intenta cumplirlos todos.

Loeb sigue ganando mientras Al-Attiyah observa

Esperar un fallo

La actitud del piloto galo es muy evidente. Su ritmo de carrera en las etapas demuestra que Loeb tiene muy claro lo que desea obtener en esta parte final de la prueba.

Atacar desde el inicio de cada jornada con la intención de sumar el máximo número de victorias parciales en su palmarés, lo que se traduce asimismo en puntos para el Mundial W2RC.

Además espera que con estos ataques controlados pueda arrebatar la segunda posición provisional en el podio que ahora mantiene el portugués Lucas Moraes.

Y por supuesto el objetivo principal sería el de esperar un error de Al-Attiyah y presentar sus credenciales como vencedor absoluto del Dakar 2023.

Abriendo pista

En la etapa Loeb no tuvo problema alguno de asumir el rol de “abrepista” y obtuvo un resultado positivo al hacerlo con la victoria final en la misma.

Una buena etapa para nosotros, sin problemas ni errores. Era todo dunas, más de 100 kilómetros, por lo que se ha hecho exigente. He estado a gusto con el coche, éramos los primeros en pista pero con las trazas de las motos hemos podido navegar sin problemas“, comentaba el francés.

Loeb sumaba así su cuarta victoria de etapa, tercera consecutiva y ya es el piloto con más triunfos parciales de esta edición.

Lamentablemente el triunfo no le sirvió para recortarle mucho a Lucas Moraes, en la pelea por el segundo puesto en la general.

Los amortiguadores avisan

Al-Attiyah por su parte continuaba con el control absoluto de la prueba a pesar de la preocupación (no reconocida) tras conocer los problemas que Lategan sufría en los amortiguadores de su coche. Una pieza que trae de cabeza a muchos participantes.

Por eso el qatarí aumentó la calma en su estilo de conducción pensando en la dureza de las próximas etapas, ya que en estos momentos no tiene nada que ganar y sí mucho que perder.

Hoy ha sido un buen test para lo que nos espera“, avanzaba Al-Attiyah tras marcar el cuarto lugar en la etapa.

No hemos hecho errores, tenemos buen feeling y el Dakar hasta ahora nos va perfecto. No he apretado ni tomado riesgos, los dos próximos días son clave, con grandes dunas, la etapa maraton“.

Y para evitar problemas Toyota ha determinado que Giniel de Villiers sea el encargado de rodar cerca de Al-Attiyah para asegurar la victoria final en el Dakar 2023.